Ulises, [1.193] Prólogo y primeras lineas.

Acabo de terminar el prólogo, exceptuando la guía párrafo a párrafo del libro (la cual ocupa la friolera de 105 páginas), y estoy muy motivado para comenzar la lectura del libro.

En este prologo hay un par de cosas que han hecho que mi anticipación aumente:

  • Joyce no se corta un pelo al usar un lenguaje “vulgar” y “chabacano” en la narración de la historia. Esto me gusta por que su lenguaje es el mas normal que uno espera encontrar cuando está cómodo entre sus iguales, y además describe todo aquello que le ocurre al protagonista sin ninguna vergüenza (principalmente, por que el protagonista no debe cambiar su forma de ser debido a que el lector le ‘esté viendo’).
  • Al parecer Joyce pudo incluir de manera inconsciente parte de su propia historia personal, lo cual a mi parecer es tan necesario como obvio. Que un escritor hable de algo que conoce de primera mano, no significa que deba quitarse a si mismo de esa historia, ya que el Dublín que el conoce es su propio Dublín, y el solo podría describir su propio Dublín, y no uno que estuviese ‘estéril’ de cualquier autor que lo describiese. Un libro que siempre me ha encantado es ‘El árbol de la ciencia‘ de Pio Baroja, principalmente por que sé que el vivió una situación muy similar al protagonista, he incluye todas estas experiencias para dotar de realismo su narración.

A parte de estos puntos a favor, hay otros en contra, pero espero que no me echen hacia atras. El principal de ellos es la narración.

Leidas las primeras páginas del libro, he de decir que la narración de las conversaciones me resulta antinatura a lo que estoy acostumbrado, sin embargo, esto no quita que no me haya resultado de lo mas entretenido seguir la conversación entre Stephen y Buck Mulligan, y poder imaginarme la situación en mi mente (cosa que creo que debe hacerse, ya que la narración deja mucho para la imaginación, y es ahí donde el libro es una experiencia personal).